No pago para que me hagan pensar

Mejor debí titular este post como “Personas que no pagan para que las pongan a pensar… pese a ser lo único que necesiten”. Y es que, como dice una amiga, las redes nos sirven para medir la estulticia del pensamiento común. Si ya se dispara en exceso, se observa un tímido movimiento de disidentes, que no se sabe por qué misterio …

Read More »

Consultorio sentimental ¿dígame?

No sé muchas veces por qué me meto donde no lo tengo claro… Juro, voto, prometo, me comprometo y más fórmulas inservibles que hasta la próxima ocasión que se me plantee, no pienso dar un consejo sobre temas amatorios. Yo intentaba amablemente apaciguar a un corazón solitario que ansiaba encontrar algo, según él, que mereciera la pena. Se ve que por …

Read More »

Medida de la autovalía

No encontraba el metro a mano, así que no me quedó otra que acudir al muro del parque, así a ojo de buen cubero, para medir la autovalía de mi chiquillo. Yo quería que se sintiera fuerte, valioso, capaz, que confiara en sus habilidades conforme las fuera adquiriendo. Para ello empecé a primar muchas veces su autoconfianza sobre mi falsa seguridad. …

Read More »

¡Hoy es mi cumple y mando yo!

Es uno de los lemas de mi casa, cuando es el cumple de uno, todo te está permitido. Incluso entre mis hijos, ellos mandan. Y cuando me toca a mí… mmmm, me encanta ese día por las pequeñas licencias que me permito. Suelen ser bobadas, como elegir lo que se come, reclamar mimos y sexo, tirar a la basura algo nuevo pero …

Read More »

La maldición del blogguer

Hasta me lo han llegado a preguntar: “Después de este post, dudo que vuelvas a escribir otro mejor ¿qué vas a hacer?” Me recorrió así como un alivio por la espalda que casi me caigo para atrás… Nunca pensé que agradeciera a la Academia de los Despropósitos que no me concedieran jamás El Premio. ¿Tú sabes? Te condecoran con la …

Read More »

La culpa fue de la efectuación

No llegaré a cocinar bien jamás. Eso no quita que tenga dos o tres platos estrellas, con ellos casi rozo el mundo de la consagración culinaria: ni mi suegra ni el mejor restaurante de mi contornada… y lo avalan los demás. No es que me apasione hacerlos, la verdad, los tengo ya muy trillados, pero así me escapo de que …

Read More »