Hablamos

La inquietud me serena

Supongo que la mejor imagen que tenemos de alguien que está sereno y en paz es en un momento de quietud, sentado o plantado de pie, mirando al horizonte, con los ojos cerrados y sonriente, las manos detrás de la cabeza, o tal vez extendidas, pero casi siempre, parado y estático. Se supone que así es como se representa la …

Read More »

El poder impotente de las mujeres

Es tremenda la presión universal, común, compartida y conjunta que sobre las mujeres se ejerce. Desde la sociedad, la familia, la religión, la economía, el derecho… No existe ámbito alguno en el que no se las instruya, guíe, obligue o ate. Y no me extraña, criaturas tan poderosas sólo pueden vivir en cautividad. Una cárcel mental, física, emocional, espiritual, racional …

Read More »

No lo cojas que se acostumbra a los brazos

Seguro que te suena esta terrible frase. Es de esas cosas que alguien dijo… alguien creyó… y se difundió… Sí, esa absurda y cruel creencia de que cuando un bebé llora si constantemente le coges en brazos y se calma, no debes hacerlo para que no se acostumbre. Vamos a ver… ¿qué base científica, psicológica, biológica, antropológica o humanitaria tiene esa …

Read More »

¿Nadie los va a avisar?

¡Ay qué ver, qué poca humanidad! ¿De verdad que nadie los va a avisar? Y ellos, por ahí, erre que erre, dale que dale… Y mientras todos callados… No me parece de buenos samaritanos, el día que se enteren les va a sentar fatal, os lo aviso. Eso si llegan a enterarse, porque claro, entre nuestro egoísmo y su cegosordera …

Read More »

El placer de las cosas rancias

A mí me parecen cosas rancias. Quizá no sea el adjetivo más adecuado, pero los transportes públicos, los metros, aviones, autobuses, taxis y demás, me parecen rancios. Aunque sean nuevos, de última generación, imiten estética Apple o guarden limpieza sepulcral, al final acumulan humanidad que se deposita en las fosas nasales, en la retina de los ojos y en la …

Read More »

La envidia, la puta envidia

No se puede hablar de ella en otros términos: es la puta envidia cuando la padecemos de otros; la sana envidia si la experimentamos desde nosotros. Lo cierto es que es una emoción humana que no es sana nunca. Aquello que nos hace sufrir o aquello que nos proporciona cierto placer con el sufrimiento de otro no puede ser sano nunca. No …

Read More »

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Haz clic en el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies