La perfección ¿una cuestión de género?

La cantidad de mujeres que andan pensando en la perfección es preocupante. No sólo pretenden ser perfectas ellas, nooo que va, no se conforman con ellas solas, no se conforman con buscar un imposible en ellas, nooo, quieren hombres, relaciones, trabajos, aficiones y un largo etcétera de perfecciones.

Me puse a buscar con esas premisas en Twitter: “mujer perfecta”. Y aquí en la foto tenéis una muestra.

IMG_2193

Lo primero que sorprende es que se relacione el concepto con sexo, porno, cuerpo, frases ñoñas, amor decadente, una serie venezolana y reivindicaciones políticas. En otros apartados no pasaban de trucos de belleza, trapitos fashion…

Bueno, veamos qué depara el mundo para los hombres perfectos. ¡Horror! lo único para lo que los hombres se “venden” como perfectos es para la cama de las damas. Vamos, se publicitan por el trocito de carne que más nos diferencia. Está claro que saben de antemano que ningún hombre va a buscar la palabra perfección y menos para mimetizarse con sus mensajes…

IMG_2194

Ya he sacado la primera gran conclusión: las mujeres sí buscan con esa palabra y por el número de seguidoras, es que lo leen, y por los temas escogidos, es que siguen esos consejos para hacerse deseables. Los hombres, por el contrario, no buscan esa palabra, así que se dirigen a ese público que saben que sí anhelan ese estado inexistente: las mujeres.

Cuando vas a Google a buscar (aunque supongo la búsqueda no es objetiva ni igual para ti, porque Google me conoce y me muestra lo que cree saber que quiero encontrar) tenemos que las mujeres perfectas debemos hacer esto y lo otro, comportarnos así o asá y entonces seremos deseadas, admiradas, exitosas y escogeremos al hombre alfa que queramos.

Me quedo muerta cuando busco lo mismo pero en hombre: Google me dice cómo ha de ser para mí, qué debe hacerme sentir ese hombre e incluso me advierte que lo que pienso que es mi hombre perfecto, no es lo que en realidad quiero. ¡Ay, dios! Ya está haciendo Google de las suyas… ¿tanto me conoce?

Comprobado con un internauta masculino para que la búsqueda no esté tergiversada, el resultado apenas difiere. Debería de estar más que desconcertado el buscador: ¿qué hace éste tecleando la palabra perfección? ¿A ver si quiso decir …ulación?

Debe de resultar muy frustrante ir en búsqueda constante y vital del santo grial para nunca jamás alcanzarlo. Será quizá la causa de que las mujeres seamos las que más consumimos productos, operaciones, terapias, ejercicios, servicios y cosas que nos acercan hacia ideales propuestos de perfección y también las que más atravesemos crisis, enfermedades y patologías relacionadas con la insatisfacción.

Pues eso, que alguien que lo entienda me aclare en qué tema del libro de clase nos ponían a las niñas “Cómo alcanzar la perfección física, sexual, de pareja, de hábitos, de roles, de…” y por qué a los niños les arrancaron esa hoja.

Comentarios

Comentario