#Nuestras marcas y nosotros

¡No me lo puedo creer! Iba yo de ponente esta tarde (28 de noviembre) al Encuentro organizado por el Observatorio Comunicación en Cambio (la culpable Araceli Castelló) sobre #Mi Marca y Yo y cada uno de los que habló, sin conocernos siquiera, teníamos un hilo conductor en nuestras ponencias: de yoes, de pelis y de criaturas…

BaLQE4MIUAEX8r7.jpg-large

La Sala de la Facultad de Óptica de la Universidad de Alicante a rebosar (se habían inscrito 260 personas), más los que nos siguieron en streaming, un público en su mayoría de estudiantes (además de Fran Torreblanca y parte del equipo de Sinaia, espectadores de lujo), no creo que fueran conscientes del despliegue de medios que allí se había llevado a cabo. Hasta hace el escaso lapso de tiempo de 5 años sólo a los muy VIP les hubieran puesto esas pantallas, esos micros (que luego fallaran por las pilas, nada… anécdotas para contar), esa “retransmisión” de las jugadas del evento vía tuits, esas cámaras, esas entrevistas casi en directo… Vaya, si eso no es estar “conectado”, ¿qué será?

Pues de eso hablamos esta tarde, de conexión con el público y el gran detalle que lo vaticinaba fue cuando la organización nos indica que no hacía falta que esperáramos como pasmarotes en nuestros reservados sitios en el estrado para el debate, que podíamos ir saliendo conforme nos tocara el turno, ya que todos íbamos a dar la charla de pie. ¡Bien!

Empezó Francisco Ratia, representando a AERCO-PSM Asociación de… (consultad en San Google) y comenzó cuestionándose si la marca iba separada del yo y los distintos yoes. Casi tengo que rehacer mi guión al ver que yo había comenzado mi exposición haciéndome también esa misma pregunta. Primera coincidencia.

La segunda y gran ponente fue Araceli Castelló, con su “Si eres uno más, serás uno menos” parafraseando a Andrés Pérez Ortega, y ya casi me caigo de la silla cuando su temática de imágenes y frases las rescata del cine exponiendo con brillantez en qué consiste un buen personal branding. Yo llevaba el tema de una peli infame (“La espía que lástima que no me mató”, sí, la del mini yo) y hablaba también de los créditos finales de las películas. Segunda coincidencia.

El hombre, o mejor dicho, la criatura estrella de la velada, Hugo Gómez, nos deleita con su desparpajo y experiencia como blogger y nos presenta a su bicho de tres ojos y verde: La Criatura Creativa. Pero es que nos lo trae físicamente en forma de muñeco rechonchete y encima hace alusión a que tiene el mismo peinado que él. Ya es imposible más coincidencias, pues cuando luego vengo yo (como en la rumba catalana) a contar mi tema sobre hablar para el público (o mejor dicho, para personas), rescato esa figura del mini yo como símil de la marca personal.

Estaba claro que había conexión entre nosotros…

Comentarios

Comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Haz clic en el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies