Yo por esto cobro

Eso de que te hacen un favor trabajando tú gratis… Eso de que te dan la magnífica oportunidad de mostrarte mientras los demás sí cobran… Eso de que, total, porque les digas, indiques, pases tiempo o comentes sus grandes logros como amiga-experta (nuevo estadio de amistad)… Eso de que todos debemos dar sin esperar a cambio en el mundo laboral… …

Read More »

La BELLEZA en letras mayúsculas

Dime que no se te van los ojos detrás de una mirada… detrás de un ladeo de cabeza… de una silueta… Dime que no aprecias la armonía de una sonrisa, el caer de un mechón de pelo o el ángulo concreto de un brazo… No me digas que hablando con alguien nunca te has ido tras sus gestos… Ahora si puedes …

Read More »

Me han rechazado

No sé si hablar de esto, de que fui rechazada, es políticamente correcto. La mayoría de las personas no vamos contando calamidades de ese tipo. De los males fortuitos sí, esos son estupendos para contar incluso con todos sus detalles: —Los resilientes o exitosos: cómo y cuándo salí reforzado y tú que lo escuchas y me pagas por ello… —Los agradecidos: quién …

Read More »

La madurez, que no la edad

La madurez, que no la edad, es lo que nos hace mejorar y ser felices a las personas a medida que pasa el tiempo. La edad quita lustre, agrieta, avejenta… la madurez saca el pulimento y abrillanta. Lo que hago ahora no creo que lo hiciera con el mismo gusto hace años. Es más, no, no lo hice, te aseguro …

Read More »

Los consumidores malcriados

Los hemos malcriado, entre todos los hemos malcriados. Lo malo (o como diría mi hijo, el lado oscuro de la Fuerza, aquí equivalente a la vuelta de la tortilla del Mercado) es que todos, además de consumidores somos proveedores, fabricantes, prescriptores, asesores, prestadores de servicios, productores… Si a la generación entre los años 1990 y 2015 los llamamos los niños …

Read More »

Los sobres rojos de la tienda de la esquina

En  un principio obró su remedio. Todo lo que ocupabas en mi interior se fue con mi suspiro. Es más, al cerrar el sobre y dejarte allí sentí como si mi cuerpo pesara menos. Podía pensarte, pero ya no estabas. Me cabía la dicha, el placer, la alegría, la esperanza y el amor ¿por qué no? me cabía el amor, el amor …

Read More »

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Haz clic en el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies