Google: el ojo que todo lo ve, Asesora y posiciona

De Asesores IVA la cosa, puesto que era el II Encuentro de asesores organizado por Clave i, en FUNDESEM, Alicante, el elegido día 4 de diciembre bajo un título que se las prometía muy osado: “Reevolucionando el despacho profesional”, porque conociendo el paño, visto lo observado y analizando reacciones, bastaba una simple evolución, lo de re y ree

Que conste que no es crítica destructiva, ni mucho menos, ya que provengo de este gremio y sé de qué pie anda (de cojear ya se habla demasiado), pero ciertamente los tradicionales oficios de “solucionador de problemas de males necesarios” todavía no entienden la lucha de los nuevos profesionales por el siempre cambiante mercado y observan el posicionamiento on line y la marca personal como si alguien vendiera tickets de ida y vuelta al espacio a excéntricos adinerados (¡ay va, si eso se está haciendo ya!)

Para argumentar lo que digo, los varios y excelentes ponentes de la jornada, tenían que parar a veces su discurso, imagino ante las caras de los asistentes, y disculpadme, pero gusto de sentarme en primeras filas y no aprecié esas cejas arqueadas, esas miradas de asombro, que hacía que preguntaran: Porque sabéis que es la nube ¿verdad? No descubro nada nuevo si hablo de remarketing y cookies ¿verdad? Verdad, verdadera que muchos han visto escritas esas palabras, pero… ¡Compañeros! no debemos avergonzarnos, al menos seguimos el ritmo tecnológico que la Administración impone. Aunque la firma digital avanzada, por aquello de que era avanzada, ha pasado a mayor gloria.

la foto mía

Ya metidos en tema y dejadas las presentaciones, le tocaba el turno a Josep Aragonés, Director General de Wolters Kluwer y reconozco que mis prejuicios acerca del supuesto discurso rollo hablando las bondades de su producto hizo que sacara punta al bolígrafo para tomar mis notas, pero me llevé una grata sorpresa al comprobar que vendía bien, y eso siempre es de agradecer. Es decir, primero nos cuenta el panorama, para salir corriendo, por cierto, luego los acota en problemas tangibles y luego nos aporta las soluciones para satisfacer nuestras posibles necesidades. Buena fórmula e impecable puesta en escena. Casi se la compro, y eso que ya no ejerzo.

Seguidamente y sin descanso, cuando ya nos tienen convencidos de que al no aparecer más que en las páginas amarillas, no existimos, llega Andrés de España (es su apellido y coincide con su nacionalidad y pago de oportunos impuestos) y nos habla de Posicionamiento on line. Tengo que decir que a partir de este momento, fuimos despojados sin piedad de la venda que cubría nuestros ojos y al fin conocimos a Sauron, el ojo que todo lo ve: Google; y ya las caras pasaron de la interrogación al miedo y recelo. Y digo yo que si los humanos creamos a Google, algún día podremos desconectarlo ¿no? Jamás volveré a ver la peli de Matrix con una sonrisa en los labios.

Su estilo me ha cautivado, tanto es así que le he prometido asistir a su próximo evento y ni siquiera sé cuando es, pero sí que me gustará, seguro, y ello por varias razones. La primera es que no me he mareado ni perdido en exceso siguiendo el rastro de la exposición ante una presentación en Prezzi. La segunda es que he comprendido cuatro conceptos claves a tener en cuenta en mi propia web disfrutando mientras me lo contaban. Y por último y sin embargo, más importante, me he sorprendido riéndome de cómo demonios hace Google para saber mis gustos y enviarme la publicidad exacta de los productos y servicios que cree que me interesan o consumo. Debo de volverle un poco loco a Google, pues a veces, para documentarme sobre ciertos temas que preciso en mis libros, recuerdo un tiempo que visitaba páginas con contenido sexual y de hombres y después de tres días donde unas señoritas me ofrecían contacto, volvió a ponerme temas de comunicación, psicología y desarrollo personal. Cierto es que los visito y estudio la competencia, pero seguro que en el fondo pensaría que bien me hacían falta después de írseme el tarro pasándome al enemigo o sospechó que alguien robó mi portátil.

Me guardé la escasa batería que me quedaba del móvil para twittear al siempre ocurrente Andrés Pérez Ortega, así que casi todas sus “perlas” las podéis encontrar en mi cuenta @Lsegoviamiranda, ya que no las tengo recogidas en mis notas y carece de gracia, al menos para mí, repetirme lo ya señalado como lo must. Siempre me sabe a poco todo lo que Andrés nos cuenta y  aunque le vea en sucesivas y a veces en el mismo foro, es un hombre que innova, su discurso no es el súper estudiado y se lo agradezco como oyente y como profesional ávida de aprendizaje.

Nos confesó sin ambages el secreto de su inmejorable posicionamiento en Google, pues si buscas por marca personal o branding personal o marca propia, aparece su página la primera de todas. ¡Usa la táctica del italiano! ¿Qué cuál es? Pues la insistencia, señores, la insistencia (=años de experiencia, post semanales en su blog, conferencias, citas, libros escritos) Por pesao al final terminó ligando con Google.

La ponencia de la tarde a cargo de Luis Muñoz, Jefe de la Secretaría administrativa de la AEAT, sobre el IVA y su inaplicable régimen por caja, tampoco tuvo desperdicio, pero al renombrarla “Odisea en el despacho 2013/2014”, se me va a otra película y me daría para otro post: La Agencia Tributaria: el ojo que crees que no ve, Asesora e imposiciona.

Comentarios

Comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Haz clic en el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies