Hablamos

¡Deja de hacerte ilusiones!

¿Quién narices te dijo eso? Tráenoslo que le damos entre todos una buena paliza. Me acuerdo todavía cuando de pequeña, más que ahora todavía, me leyeron en clase el cuento de la lechera. Yo estaba boba muy atenta con aquella niñita que iba construyendo sus castillos en el aire y ya me veía como ella con todas las cosas que …

Read More »

Estás con una mujer de 40 ¿eres el bombero o el otro?

Hoy me he levantado generosa con el género masculino y quiero hacerle un regalo que le servirá mucho a todo aquél que esté con una mujer que ronda o supera los 40 años. Que conste que se lo escuché a un varón en una conferencia, Julio García Ramírez, como gran lección de vida para sus congéneres y desde que hace …

Read More »

Quiero volverme gilipollas

Quiero volverme gilipollas, lo pido con todas mis fuerzas, hago por ello todos los malditos días. Sí, una gran e inmensa gilipollas; que no te conteste, que no tenga tiempo ni de leer tus palabras de aliento. Sí, sí, de esas que ya los “me gusta”, likes, retuits o compartir, ni le interese, ni los tenga en cuenta, ni los …

Read More »

El verano, las vacaciones y el noble oficio del blogger

De verdad que si me llegan a decir el verano pasado que yo me encontraría ante este dilema… ¿Publicar o no publicar? He ahí la cuestión. No me atiborréis a consejos, opiniones, advertencias, pareceres o experiencias propias o captadas en el aire, gracias, pero ya me leí infinidad sobre el tema (os recomiendo el blog de enredando por la red …

Read More »

Reunión de hormigas

Nos congratulamos por ser hormigas, para luego lamentarnos haber pasado desapercibidos. Si está bien, la culturilla esa de ser productivo en silencio, trabajar codo a codo con otros, unirnos como gotas para conseguir ser un río, despreciar al zángano que iba contracorriente… Todo eso está bien… si quieres pasar desapercibido. Quizá sea que nos quedemos en nuestras inseguridades adolescentes cuando necesitábamos la …

Read More »

Con educación, por favor.

No me llama la atención su abundancia, sino su carencia. La educación es como la sal de la vida, si te falta, ya puedes haber hecho maravillas en la cocina, la comida no estará nunca en su punto. El que haya gente que nunca la recibió y se escude en los “nuevos tiempos” (ya no son tan nuevos porque lo llevo …

Read More »

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Haz clic en el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies