Crónica de una novela

Paul Newman y el resto

Me da lo mismo la película que pongan de este pedazo de actor. O son buenas de por sí o él está bueno de por sí. Y ya no es porque sea guapo, atractivo, irresistible y de mi época, es que además, la belleza de un rubio de ojos azules no tiene parangón. Para nosotras, las latinas, todo lo que …

Read More »

No voy sola a nuestro encuentro

Todo un destacamento de fuerzas contrapuestas, de legítimos consejos, de hondas preocupaciones, de valientes miedos, de obvias intuiciones, todo ese destacamento me acompaña. Sé que me acechas y que de un zarpazo desaparecería. Pero no puedes abatir aquello que cae solo. Y solo se repone. Pálida, ligera, transparente, sonriente, casi efímera, casi destruible. Casi. En los tiempos muertos afilo con cuidado …

Read More »

Echar de menos se escribe con hache

Se fue. Es tan cierto que no se valora tanto la presencia de alguien como cuando la pierdes. No se podía dar. No hay un echar de menos si lo sientes a tu lado. No hay un extrañar cuando el estar te invade. Y una cosa es irse y otra, no volver. Este fue su infantil escueto mensaje. El primero que …

Read More »

Si alguien se cruza…

Eso dicen todos los buenos y grandes manuales. También la razón, la cordura, la sabiduría y el común sentido. Se preludia en los sentimientos y corazonadas… Si alguien se cruza en tu vida es para dejarte una enseñanza. Eso escuché, leí, me convencí y hasta repetí…  Toda persona que pasa por nuestra vida es para ofrecernos un mensaje que ha …

Read More »

Las olas que arrasan

Era un reto literario y me propuse escribir esa divina y desternillante historia divertida que borre de un plumazo las sombras que acechan a la colorida esperanza. Si la lámpara del genio se me pone a tiro, se lo pido: por favor, déjame que se me ocurra esa superficial, brillante e intensa comedia que aleje la mínima insinuación de que este …

Read More »

Lujuria

Comienzo desde arriba, desde tu parte más accesible y alta. Mis dedos se ensortijan entre tus cabellos apenas rozando tu cabeza hasta llegar a tu erizada nuca. Vuelvo a subir por donde comencé y esta vez mis yemas discurren lentas por tu frente, perlada de sudor, anticipo de la temperatura que va alcanzando tu volcán. Ambas manos se detienen en …

Read More »

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Haz clic en el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies