Crónica de una novela

Echar de menos se escribe con hache

Se fue. Es tan cierto que no se valora tanto la presencia de alguien como cuando la pierdes. No se podía dar. No hay un echar de menos si lo sientes a tu lado. No hay un extrañar cuando el estar te invade. Y una cosa es irse y otra, no volver. Este fue su infantil escueto mensaje. El primero que …

Read More »

Si alguien se cruza…

Eso dicen todos los buenos y grandes manuales. También la razón, la cordura, la sabiduría y el común sentido. Se preludia en los sentimientos y corazonadas… Si alguien se cruza en tu vida es para dejarte una enseñanza. Eso escuché, leí, me convencí y hasta repetí…  Toda persona que pasa por nuestra vida es para ofrecernos un mensaje que ha …

Read More »

Las olas que arrasan

Era un reto literario y me propuse escribir esa divina y desternillante historia divertida que borre de un plumazo las sombras que acechan a la colorida esperanza. Si la lámpara del genio se me pone a tiro, se lo pido: por favor, déjame que se me ocurra esa superficial, brillante e intensa comedia que aleje la mínima insinuación de que este …

Read More »

Lujuria

Comienzo desde arriba, desde tu parte más accesible y alta. Mis dedos se ensortijan entre tus cabellos apenas rozando tu cabeza hasta llegar a tu erizada nuca. Vuelvo a subir por donde comencé y esta vez mis yemas discurren lentas por tu frente, perlada de sudor, anticipo de la temperatura que va alcanzando tu volcán. Ambas manos se detienen en …

Read More »

No se te ocurra mal amarme

Ni se te ocurra, no vuelvas a mal amarme. Sella tus ojos ante mi lejana visión, recréatela en otro mejor lugar. Yo a cambio mantendré la vista alzada, demasiado tiempo mirando con cuita por dónde poso las puntillas de mis pies… Por favor, ni una caricia, ni un roce, ni la mera insinuación de que bajo ese calculado torrente un corazón …

Read More »

El destino se burla

Calladamente te observo sin interrumpir la dirección de tu deambulado mirar. Percibo en el ambiente tu tibia ensoñación a mil deseos de distancia. Aunque no me veo acompañarte, me tranquiliza no estorbarte el paso. Aquí, en nuestro cuarto, hecho tu temporal y perenne hogar, huele a color azul inerte. ¿Quién dijo que había que resistirse? Batallas inútiles, esfuerzos que impiden la mansa …

Read More »

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Haz clic en el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies